martes, 29 de diciembre de 2015

Reseña de "Matar a un ruiseñor", de Harper Lee

"Cuando nos regaló los rifles de aire comprimido, Atticus quiso enseñarnos a tirar. Tío Jack nos instruyó en los rudimentos de tal deporte y nos dijo que a Atticus no le interesaban las armas. Atticus le dijo un día a Jem:
-- Preferiría que disparaseis contra botes vacíos en el patio trasero, pero sé que perseguiréis a los pájaros. Matad todos los arrendajos azules que queráis, si podéis darles, pero recordad que matar a un ruiseñor es pecado. 
Aquella fue la única vez que le oí decir a Atticus que ésta o aquella acción fuesen pecado, e interrogué a Miss Maudie sobre el caso. 
-- Tu padre tiene razón --me respondió. -- Los ruiseñores no se dedican a otra cosa que a cantar para alegrarnos. No devoran los frutos de los huertos, no anidan en los arcones de maíz, no hacen nada más que derramar el corazón, cantando para nuestro deleite. Por eso es pecado matar a un ruiseñor."

El libro
Título en español: Matar a un ruiseñor
Título original: To kill a mockingbird
Autora: Harper Lee
Editorial: Ediciones B
Año de publicación: 1960
Nº de páginas: 416
P.V.P: 12€

Esta novela fue ganadora del Premio Pulitzer en el año 1961.

La historia
Matar a un ruiseñor muestra una comunidad, la del sur de Estados Unidos durante la década de 1930, dominada por los prejuicios raciales, la desconfianza hacia lo diferente, la rigidez de los vínculos familiares y vecinales, así como por un sistema judicial sin apenas garantías para la población de color. (Fuente: Ediciones B)

La autora
Harper Lee nació en Monroeville (Alabama, EE UU), en 1926. En 1931, un conflicto racista acontecido en la localidad vecina de Scottsboro conmocionó a la sociedad estadounidense. Lee, testigo indirecto de los hechos, se inspiró en este suceso para escribir su primera y única novela conocida hasta 2015, Matar a un ruiseñor, convertida hoy en un clásico de la literatura norteamericana del siglo XX. Amiga personal de Truman Capote, Lee decidió retirarse del mundanal ruido cuando alcanzó la fama. En 2007, recibió la Medalla Presidencial de la Libertad de Estados Unidos por su carrera literaria.

Premio Pulitzer en 1961, un año después el director Robert Mulligan la llevó a la pantalla en una inolvidable película que obtuvo dos Oscar® de la Academia: al mejor guion (Horton Foote) y al mejor intérprete masculino (Gregory Peck).

En 2015 se ha reencontrado la novela Go Set a Watchman (Ve y pon un centinela), rechazada por sus editores en su momento y una de cuyas tramas secundarias es la que dio origen a Matar a un ruiseñor. (Fuente: Ediciones B)

Valoración personal
Tras la reciente publicación de Ve y pon un centinela, manuscrito cuyas tramas secundarias darían lugar a la creación de Matar a un ruiseñor, es frecuente oír hablar en las redes sociales de la obra de Harper Lee. Esto no hizo sino recordarme que ya iban siendo horas de leer Matar a un ruiseñor, novela con la que la escritora norteamericana se alzó con el prestigioso Premio Pulitzer y que fue llevada exitosamente a la gran pantalla por el cineasta Robert Mulligan. El libro narra la vida de los habitantes de un pequeño pueblo del sur de Estados Unidos, haciendo especial hincapié en las dificultades que muchos de ellos sufrían debido a los prejuicios raciales. Además de tratar con acierto un tema tan delicado como el del racismo, Harper Lee nos presenta una obra repleta de valores humanos, que versa sobre la amistad, la familia, el civismo, la intolerancia y la vida en sí.

Los protagonistas de Matar a un ruiseñor son Scout y Jem Finch, dos niños huérfanos de madre, cuidados y educados por su padre Atticus y Calpurnia, una asistenta de color. Harper Lee relata los acontecimientos diarios de ambos pequeños, a los que el lector podrá acompañar en un sinfín de aventuras, como su primer día de colegio, sus juegos y representaciones teatrales o sus esfuerzos desmedidos para saludar a su vecino Boo Radley. Los protagonistas pecan de la ingenuidad propia de la infancia pero, con el cariño de la gente que los rodea, que conforman un inolvidable grupo de personajes secundarios, irán creciendo poco a poco, descubriendo la cara menos amable del ser humano. Tal y como Atticus explica a sus hijos, dichos personajes no son ni buenos ni malos, sino meras víctimas de la sociedad de la época.

Matar a un ruiseñor cuenta con una ambientación temporal y espacial de lujo. Así, a través de la mirada de la familia Finch, el lector es testigo de la difícil situación que a muchos les toca vivir en una época de crisis. Incultura, suciedad, malos tratos... Harper Lee hace un nítido retrato de la sociedad americana de los años 30, poniendo de manifiesto las grandes desigualdades sociales y económicas derivadas de los prejuicios raciales.

"Cuanto mayor te hagas, más a menudo lo verás. El sitio donde un hombre debería ser tratado con equidad es la sala del Tribunal, fuese hombre de cualquiera de los colores del arco iris; pero la gente tiene la debilidad de llevar sus resentimientos hasta dentro del departamento del Jurado. A medida que crezcas, verás a los blancos estafando a los negros, todos los días de tu vida, pero permíteme que te diga una cosa y no la olvides: siempre que un hombre blanco abusa de un negro, no importa quién sea, ni lo rico que sea, ni cuán distinguida haya sido la familia de que procede, ese hombre blanco es basura."

A pesar de la complejidad temática, Harper Lee sorprende con una prosa sencilla y directa, empleando un lenguaje muy cercano al lector que otorga a la trama un mayor dinamismo. Quizás la riqueza de este libro resida precisamente en esa acertada combinación del estilo austero y el tono moralista de la obra. Sea como fuere, Matar a un ruiseñor es una novela entretenida y adictiva que sabe llegar al corazón de los lectores más exigentes.

En resumen, recomendamos la lectura de esta novela de Harper Lee por tres razones. En primer lugar, por su entrañable historia que a nadie deja indiferente. En segundo lugar, por su efectivo tratamiento de personajes protagonistas y secundarios. Y, en último lugar, por ser un magnífico retrato de una de las etapas más duras para la sociedad norteamericana contemporánea.

Adaptación cinematográfica
La película homónima, dirigida por Robert Mulligan, fue ganadora de tres Oscars en 1962. Fiel al libro en la medida en que el medio lo permite, y continuando con el tono moralista de la novela, cuenta con actores de la talla de Gregory Peck y Robert Duvall. Un emotivo clásico que no caduca.

Puntuación del libro: 9,5/10

24 comentarios:

  1. Este libro es uno de mis pendientes y que quiero leer pronto, creo que he visto la película aunque no la recuerdo mucho.
    Un beso

    ResponderEliminar
  2. Creo que también va siendo hora que yo me ponga con ésta obra. La verdad es que la ambientación me tira muchísimo, me parece un contexto histórico muy interesante.
    Besos!

    ResponderEliminar
  3. Hola!! Magnífico libro que leí hace muchos, muchos años y que tengo en mente volver a revisarlo. LO recomiendo a todo el mundo.Muchas gracias por tu reseña.
    Que el año que está por comenzar te traiga todo lo que vives en tus sueños.

    Un beso!

    ResponderEliminar
  4. Lo tengo pendiente, este y el otro.
    Tu reseña es brutal, besos.

    ResponderEliminar
  5. Hola!

    Tengo ganas de leer este libro, a parte que para mi es un clásico, siempre me ha llamado mucho la atención como la autora trataría el tema de la diversidad racial en aquella época; desde luego que la reseña no me ha dejado indiferente, así que en cuanto pueda le daré una oportunidad. Gracias por la reseña!
    Besos!

    ResponderEliminar
  6. Hola! No soy nada de clásicos pero este es uno de los que me llama la atención y al que le podría dar una oportunidad!

    Gracias por tu reseña, me alegra que lo hayas disfrutado!

    Un saludo!

    ResponderEliminar
  7. ¡Hola!

    El libro me gustó más de lo que me esperaba porque resultó fácil de leer, y la historia está muy bien pero vamos, que no me gustó tanto como a ti.

    ¡besos!

    ResponderEliminar
  8. Hola~ El año pasado asistí a una conferencia sobre Matar a un ruiseñor en la que también proyectaron la película. Desde entonces he estado con las ganas de empezar el libro, aunque me daba algo de apuro. Tu reseña ha hecho que me termine de decidir. Gracias ^^

    http://fallingttg.blogspot.com.es

    ResponderEliminar
  9. Bien dicho: un clásico que no caduca, tanto la novela como la película.
    besos

    ResponderEliminar
  10. Este libro es mi eterno pendiente, espero hacerme con él pronto, muchas gracias por la reseña, saludos!

    ResponderEliminar
  11. ¡Hola!

    Vaya notaza le has puesto, se ve que te ha gustado mucho y la reseña ha sido espectacular, explicando todo muy bien.

    No sabía que había libro, pero me sonaba el título, sería por la película. De momento, lo voy a dejar pasar, ya que estoy leyendo mucha contemporánea, pero no lo descarto para un futuro.

    Saludos y felices fiestas^^

    ResponderEliminar
  12. También lo leí a raíz de la publicación de "Ve y pon un centinela" y me gustó mucho. Coincido con tu reseña al 100% :)

    ResponderEliminar
  13. Yo quiero leerlo desde hace rato, a ver sí pronto le doy una oportunidad.
    Besos!!

    ResponderEliminar
  14. Me avergüenza decir que no lo he leído y eso que es uno de los libros más famosos de Norteamérica sobre todo por el tema racial que hasta hoy sigue siendo uno de los mayores problemas de la sociedad estadounidense. Ya tengo trabajo para el año que viene.

    ResponderEliminar
  15. ¡Hola, buena gente! Tengo pendiente leer este libro desde hace tiempo, y como una buena amiga me lo va a prestar, no creo que lo posponga mucho más, pues me apetece leer esta historia tan bien escrita. Besos

    ResponderEliminar
  16. Hola! No sé por qué, con este libro no termino de animarme. Tengo claro que en algún momento lo leeré, porque es un libro que deberíamos leer todos, pero de momento lo dejo pasar.
    Besos!

    ResponderEliminar
  17. ¡Hola!
    Tengo muchas ganas de leer esta novela, es una de esas que nunca se deja de recomendar, y ya toca XD
    ¡Felices fiestas!

    ResponderEliminar
  18. Es una novela estupenda, de las mejores que he leído este año. Me parece que va mucho más allá de una novela sobre el tema racial, y la galería de personajes resulta inolvidable. Una gran lectura.

    Besooos!!

    ResponderEliminar
  19. ¡Hola!
    Este libro está en mi lista de espera, es un libro que me han recomendado muchísimas veces y espero empezarlo pronto.
    ¡Besos!

    ResponderEliminar
  20. Hola! La verdad a este libro le tengo repelus (ni idea de porque) y dudo muchisimo que me anime a leerlo xD
    Besote y feliz 2016

    ResponderEliminar
  21. Hola!

    Soy nueva por aquí, te acabo de seguir, tengo una zona de venta-intercambio de libros en mi blog, te dejo aquí el link:

    http://onlygivemejustamoment.blogspot.com.es/2015/08/venta-e-intercambio-de-libros.html

    Pásate si quieres y si te interesa algun libro, dejame un comentario.

    Un beso :)

    ResponderEliminar
  22. No paro de verlo en todas partes, al final lo tendré que leer <3

    ResponderEliminar
  23. Hola^^
    La verdad es que tengo muchísimas ganas de leer este libro, pero nunca encuentro el momento...
    Nos leemos :)

    ResponderEliminar
  24. Hola. Este es uno de esos (cientos de) libros que siempre había querido leer. Este verano, por fín me decidí y me encantó, es muy emotivo y uno de esos libros con los que lo pasas realmente bien mientras lo lees. Gracias por hacérmelo recordar con tu reseña. ¡Saludos!

    ResponderEliminar

Por favor, déjanos tu comentario. Si nos dejas el enlace a tu blog, te devolveremos el comentario. :)